Grupos de mujeres rurales acceden a tierras de Colonización

Grupos de mujeres rurales acceden a tierras de Colonización

Colonización cierra Marzo entregando predios a tres grupos de mujeres rurales

Las Guacheras, Espina Amarilla y entre Ovejas y Cabras, son tres grupos de productoras rurales organizadas que postularon a los llamados abiertos del Instituto de Colonización y les serán adjudicadas tierras para poder ampliar sus emprendimientos.

Son de Canelones y Florida respectivamente y el martes recibirán la autorización formal para comenzar a trabajar afincándose en los predios.

En el caso de Las Guacheras, se dedican a la producción de terneros machos Holando que compran en los tambos con vacas nodrizas o madres sustitutas prontos para destetar.

Al momento y por el tamaño de sus predios particulares solo pueden llevar el engorde hasta una determinada cantidad de kilos y tiempo.

Pretenden ampliarlo hasta la condición de novillo de unos 300 kilos y así venderlos a mejor precio en la industria.

Maria Picardo, es integrante del grupo “Guacheras” y anima a los demás grupos de mujeres que postulan a ser persistentes en sus objetivos.

Colonización comprará este año entre 5000 y 6000 hectáreas.

Julio Cardozo, Presidente del Instituto de Colonización dijo a De Siembra que es motivo de celebración poder terminar marzo, mes de la mujer con estas adjudicaciones que formalmente se harán el martes en la sede del INC

“No dejamos de lado la capacitación para adecuar tecnología modernas  en estos grupos que necesitan de mucha armonía y trabajo en gente especializada en trabajo de equipo.

Impacto de la sequía en los predios de Colonización.

A menudo se pone como modelo de riego y gestión del agua al Instituto de Colonización, por ser los nucleamientos que desde mediados del siglo 20 más han invertido y sofisticado los sistemas.

“El instituto tiene en todo el país un estudio muy completo de reservas de agua tanto en tajamares como represas con experiencias de riego como en Artigas, donde hay una cultura establecida.

“La sequía nos ha castigado como a todos, en Casupá Florida, en el norte, en la zona de basalto y ovejera, fue difícil pero las últimas lluvias han ayudado bastante confirmó Cardozo.

“El problema más grave que tenemos es la reserva de forraje, porque muchos colonos consumieron lo que tenían en especial el rubro lechería”.

Como medidas paliativas “dividimos las rentas en tres pagos y cancelamos los aumentos estudiando caso a caso los problemas y su agravamiento”. “Tanto en la parte económica como forrajera estamos habilitados a otorgar créditos de 10.000 dólares”.

“Estamos haciendo un convenio con el BROU y el Instituto Plan Agropecuario donde se van a aprobar préstamos y nosotros nos haremos cargo de los intereses” anunció.

Gira por Artigas, Colonia y Río Negro.

El impacto de la sequía ha sido muy fuerte en el ánimo de los productores según coinciden varias autoridades y referentes.

“Hay gente que quiere abandonar cierto rubro, nos duele muchísimo y lo tenemos que atender”. “No hemos generalizado las medidas para atender caso a caso”.

Demanda por tierras

Hasta hace muy poco tiempo lo corriente era que quienes postulaban para colonos supieran que el cupo no alcanzaba más que para el 30% de los 1000 que se presentaban, pero ¿cambio esta realidad la sequía y el desánimo?

“No creemos que vaya a mermar la demanda de tierras por la sequía porque tenemos personas que hace 12 años que aspiran a ser colonos” dijo Cardozo, quien agregó que “muchos jóvenes que salen de las carreras de agronomía, veterinaria o escuelas técnicas se siguen presentando y a veces tenemos que postergarlos cuando tendríamos que priorizarlos”.

“Fondos tenemos para destinar a compra, cuando se destinó el fondo de asentamientos, el Parlamento nos otorgó hasta 15 millones de dólares, el año pasado tuvimos la oportunidad de comprar 3000 o 4000 hectáreas y por temas administrativos no pudimos, pero este año vamos a comprar entre 5000 y 6000, tenemos 9000 para entregar.

Venta de predios no aptos para producción

Cuando se discutió el último presupuesto, el tema ventas de predios que alguna vez compró el Instituto próximo a ríos o al mar estuvo sobre la mesa. Era una manera de echar mano a fondos que se le restaron al Instituto y así poder compensar imposibilidad de comprar fracciones que sirvan para la producción agropecuaria.

La opción sigue estando y este año será clave. “Lo de Kiyú estamos en convenio con la Intendencia de San José y será un canje, fracasamos en la venta de Piriápolis por un ocupante y un conflicto con los rematadores, pero sale nuevamente a la venta.

En la zona de Aguas Dulces y en Santa Lucía del este también saldrán a la venta, en Gregorio Aznárez también vamos a tratar de vender agregó el jerarca.