La vuelta del tren… un viaje de ida

La vuelta del tren… un viaje de ida
Compartinos

30 años atrás “el ultimo tren pasaba, dejando detrás el valle de caras adormiladas” escribió y cantó Jaime Roos.

En aquel Uruguay de los 90, hinchado de inflación con rumbo incierto “como en “brazos de una botella” … se herrumbraba casi un siglo de tradición ferroviaria.

Los galpones de la Estación Central, hoy también en ruinas, guardaban los “Ganz” aquellas máquinas azules y naranjas, último intento de resurección de un transporte olvidado.

Así en las grietas de los aleros en los andenes, las arañas comenzaron a tejer telas duras, entramadas y el silencio endureció las palancas de las vias.

Mientras las arboledas de eucaliptos y pinos estiraban las copas al sol, creciá el hormigón y el vitúmen en verano, parecía chicle que embaduranaba el paisaje verde y ondulado.

En los 2000 supimos que no teníamos pasteras, que eramos productores de pulpa de celulosa del Uruguay finlandés y se lo aclarábamos con énfasis a los piqueteros argentinos, que atizaba el segundo kirchnerato.

La paz y el levantamiento del bloqueo por tierra al “hermano menor” se celebraría curiosamente con un tren, el de “los pueblos libres” que corrió solo para la llegada de Cristina a las tierras de Artigas, “que quiso ser argentino y no lo dejaron” según proclamó.

Pero hoy el Uruguay vikingo, sin peces de tres ojos y sin papanoeles muertos por contaminación en las chimeneas, como proclamaba aquel villancico entonado por niños entrerrianos, la tercera pastera manda “Portren” la primera carga de 22.5 toneladas por eje al puerto de Montevideo.

Serán 264 kilómetros de la línea troncal que une la ciudad de Paso de los Toros con el puerto metropolitanro a 80 kilómetros por hora.

Cruzará por túneles que serán estrenados para la ocasiuon, habrá algunas esperas en las modernas barreras, pitazos, aplausos, golpes en el pecho y dedos mayores levantados a su paso, casi de seguro.  

“Todo el proyecto se ha desarrollado bajo las normas europeas más actuales e implicó la aplicación de soluciones tecnológicas avanzadas, como ser la utilización de rieles soldados, durmientes de hormigón y un sistema de seguridad y señalización según los últimos estándares europeos” informó el Ministerio de Transporte.

“El Ferrocarril Central permitirá el transporte de carga de hasta 4 millones de toneladas por año, la mitad de la cual ya está comprometida bajo los requerimientos de transporte de celulosa e insumos químicos y combustibles de la Planta de la empresa UPM en Pueblo Centenario”. 

“El recorrido incluye los departamentos de Montevideo, Canelones, Florida, Durazno y Tacuarembó”. 

“… comprende, además, obras accesorias y conexas a la vía férrea, las que se licitaron por el mecanismo de Obra Pública Tradicional, abarcando trincheras viales, puentes, pasajes superiores vehiculares, pasajes inferiores y caminería rural, entre otros”.

El tallito de un nuevo árbol se asomará tímido a la luz del día en un vivero uruguayo, y mañana será carta de blanco papel con declaraciones de amor, tratados de libre comercio, sentencias, avioncito, serpentina picada en un festejo o boleto de retorno marcado en la primera estación.