Cesa emergencia pero no para para frutas y hortalizas

Cesa emergencia pero no para para frutas y hortalizas
Compartinos

Si bien cesó la emergencia agropecuaria para casi todos los rubros, la hortifruticultura persiste bajo el decreto.

“El Ministerio de Ganadería definió el cese de la declaración de Emergencia Agropecuaria salvo para los rubros frutícola y hortícola. Por tal motivo, hasta el 31 de marzo, en todo el territorio nacional, exclusivamente los mencionados rubros podrán postularse a las medidas de ayuda” indicó la secretaría de estado en un comunicado.

En el caso de la ganadería hay un 30% de menos de terneros por la caída “brutal” del rodeo, dijo a De Siembra  Mario Buzalino, 2do Vicepresidente de la Comisión Nacional de Fomento Rural.

Para la fruticultura la pérdida de manzanas y peras es también de un 30% por “atraso de todos los procesos biológicos el año pasado, de al menos 20 días, lo que determinó una caída en la producción” que debería estar disponible al público hoy.

“La planta florece entre diciembre y enero y ahí se define si tras la flor habrá un fruto y hojas” explicó el directivo. 

El acumulado de agua en suelo de los últimos 4 años es 50% inferior al promedio histórico y el 2023 no fue la excepción conteniendo unos 600 milímetros. “Hoy mismo, las napas inferiores siguen sin agua”.

“Los productores notan que se consume el agua de las reservas y siguen sin poder llenarse” dijo Buzalino refiriendo a una situación que ya lleva casi un lustro en el país.

LECHERÍA

Hay 50.000 vacas lecheras menos en el país por el achicamiento de la producción lechera respecto a 2022 confirmó el tesorero de la Agremiación de Tamberos de Canelones y representante de INALE, Justino Zavala.

Es la consecuencia directa de la deserción de centenares de productores y empresas multinacionales que se retiraron del país. 

“A pesar de esta situación las perspectivas para el sector son buenas por mejora de las pasturas y aumento de la siembra de forraje para reserva” aseguró el dirigente y productor.

El 1 de enero Nueva Zelanda comenzó a ingresar sus productos a China sin arancel, fruto de un acuerdo de libre comercio que tienen ambos países. Si bien Uruguay está entre la segunda o tercera opción en el esquema de compras del gigante asiático, los volúmenes de leche en polvo demandados son infinitamente menores y ahora más caros.

De todos modos, los tamberos ven con buenos ojos el aumento del primer remate del año que dejó la tonelada a unos 3200 dólares y creen que para mitad de 2024 rondará el valor deseable de los 3500 dólares.

Teniendo en cuenta el contexto internacional, la disponibilidad de pasturas, los buenos niveles de reserva que se obtendrán en relación al año pasado, prevén que el 2024 supere en todos los ítems a 2023.

La industria no logra contener aún su crisis que se arrastra por distintas situaciones desde hace muchos años como el caso de Calcar y Claldy que siguen sin poder cerrar sus balances en positivo y esperan haya consecuencias directas e inevitables sobre la plantilla de trabajadores, explicó Zavala.