Complica cuantificar daños por sequía en Canelones, sigue la asistencia

Complica cuantificar daños por sequía en Canelones, sigue la asistencia

Canelones aún no ha cuantificado pérdidas por sequía, buscan solucionar retrasos en entrega de agua.

Unos 600 productores tienen gasoil subsidiado en Canelones para la generación de nuevos tajamares o ampliación de los que se han secado.

Es una de las formas de amortiguar el impacto de la sequia en el marco del convenio suscrito con el MGAP.

Tras una inscripción de solicitantes y ante un negocio puntual, se ponen a disposición 120 litros de combustible ante un proyecto puntual, confirmó el Director de la Agencia Rural de Desarrollo Pablo González.

Al momento unos 100 tajamares han recibido intervenciones para ampliarlos.

El agua para consumo animal ronda los 73 solicitudes por semana, unas 12 por día y van 224 desde diciembre  existiendo al momento  “un atraso por rotura de camiones”  admite el jerarca.

“Las zonas de extracción están cada vez mas lejanas lo que complica la logística”.

Aún sin cálculos finales

González explicó que los daños que ha generado la sequia a la producción familiar aún no están cuantificados, tampoco lo que le va costando a la Intendencia salvo datos puntuales.

Solo en gasoil se llevan gastado en 75000 dólares sin contar las horas extra de personal y maquinaria.

Hay muchos productores hortícolas que se han volcado a la ganadería para mejorar su remuneración, esta es una realidad en Canelones que ha exigido mejorar los sistemas de pasturas.

En el marco de un trabajo conjunto con el Instituto Plan Agropecuario, se busca que los productores opten por pasturas de mayor resistencia como la alfalfa o la festuca.

“De esta manera se tendrá una mayor red radicular cuando se vuelva a presentar una situación así” dijo Gonzalez.

Canelones cuenta con un subsidio del 100% para la adquisición de malla/sombra que proporciona alivio a los animales ante los intensos calores y se entregan hasta unos 110 m2 por productor.

La mayoría de los predios no tienen una sombra adecuada por los pequeños de los predios y por el hecho de que la ganadería no es el principal rubro.

Mientras tanto, el Centro Coordinador de Emergencias (CECOED) mantiene activo el protocolo de respuesta para las familias que están atravesando el difícil problema de la falta de agua potable. Hasta mediados de enero se llevan entregados más de 700.000 litros de agua en coordinación con OSE.

 Para solicitar agua para consumo humano en zonas rurales del departamento se debe llamar al 1828.